A Bilingual Baby

A Bilingual Baby

domingo, 14 de enero de 2018

Viaje a Londres con niños

Share:
Hace unos días, estuvimos en Londres, así que os doy varias ideas por si os apetece hacer una escapada allí con la familia. Era la primera vez que iba a Londres en esta época, y, aunque ya había pasado la Navidad propiamente dicha, aún quedaba mucha decoración navideña y era impresionante. Para muestra, mirad uno de los ángeles de Regent Street.

Benjamin Pollock's Toyshopes la juguetería con más encanto de Londres. Está en Covent Garden y su especialidad son los teatros de juguete. Esperaba encontrarme a Eddie Redmayne, pero no hubo suerte :). Abren a las 10.30 y atención porque aquí cierran sobre las 6 o 6.30 de la tarde. 



Pollock’s Toy Museum, otro sitio encantador que está en Fitzrovia, cerca del British Museum. Es un museo pequeñito y repleto de juguetes, sobre todo, victorianos. 


Hamleys. Regent Street 188. Dicen que es la juguetería más grande de Inglaterra. Tiene varias plantas y venden juguetes de última generación, como drones de materiales flexibles o coches teledirigidos que suben por las paredes. Uno de los empleados que hacían las demostraciones era muy saleroso, le pregunté de dónde era, y resultó que era malagueño.

Para desplazarse por la ciudad en metro y bus, se supone que puedes utilizar una tarjeta contactless de tu banco español. La nuestra no nos funcionó, o sea que recomiendo comprar una Oyster card. Es una tarjeta prepago, dejas 5 libras de depósito y la cargas con la cantidad que quieras. Cuando vas en bus, marcas solo al subir, pero al ir en metro, tienes que marcar cuando entras y cuando sales. Antes de volver a España, la desactivas y recuperas el depósito y el saldo. Nosotros hicimos este paso en un Visitor Centre. Cada persona debe llevar su tarjeta, y los niños menores de 11 años no pagan.
Si os gusta patinar sobre hielo, hay varias pistas, pero la del Museo de Historia Natural es impresionante. Si sois madrugadores, dicen que vale la pena ir temprano para evitar aglomeraciones.  Como nosotros tardamos siglos en salir del hotel por las mañanas, la opción de madrugar ni me la planteé, pero de noche el ambiente es precioso.



Mis museos preferidos son el V&A, el de Historia Natural y el Británico. Esta vez no fuimos a ningún musical, pero volvería a ver mañana mismo Cats y El fantasma de la ópera. Me quedé con las ganas de ver Billy Elliot. Si os apetece ver Londres pero no os atrae subir a la noria, podéis ir al Sky Garden. Es gratuito, no hace falta cenar allí. Eso sí, hay que reservar con antelación. 

En cuanto a los parques, personalmente, prefiero ir cuando hace menos frío :). Así, se pueden ver ciervos, por ejemplo, en Richmond y comer algo al aire libre. Hablando de picnics, una cosa que me encantó descubrir a mi hijo fue la increíble sección de comida de Harrod’s. Fuimos un día a comprar caprichos tipo minigalletas, limonadas con toques de flores y cosas así. No es un supermercado para hacer precisamente la compra semanal, pero para regalos y caprichos es una maravilla. También nos gustó mucho este restaurante de Jamie Oliver. Comida rica, personal simpático y precios más o menos como en Barcelona. Jamie's Italian, Covent Garden.  

Acabamos de volver, y ya tengo ganas de estar allí otra vez. Echaré de menos a mis amigos de Londres. No sé qué pasará después del Brexit, pero Inglaterra tiene magia y espero volver muchas veces más.
















Share:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...